Image Alt

AYG

sociedad patrimonial

¿Es tu empresa una sociedad patrimonial?

Al cerrar las cuentas del año pasado y calcular el Impuesto sobre Sociedades, verifica si más de la mitad del activo está compuesto por elementos no afectos y si eso te obliga a tributar como sociedad patrimonial…

Riesgo de ser patrimonial

Composición del activo. Al calcular el Impuesto sobre Sociedades (IS) del ejercicio pasado, revisa las cuentas y verifica si es aplicable el régimen de entidades patrimoniales. 

¡Atención! Esto sucederá si más del 50% del activo de tu empresa está constituido por valores o activos no afectos a una actividad económica.

Menos incentivos. Tu empresa puede verse perjudicada si le es de aplicación dicho régimen, ya que perderá ventajas fiscales importantes. 

Apunte. Por ejemplo:

  • No se podrá disfrutar de los incentivos de las empresas de reducida dimensión (amortización acelerada, reserva de nivelación…).
  • Si se ha constituido recientemente, en los dos primeros ejercicios con beneficios (los cuatro primeros si se trata de una start-up) no se tendrá derecho al tipo reducido del 15%.
  • Si entre los socios de la empresa hay otras sociedades y éstas venden sus participaciones, tendrán limitaciones al aplicar el incentivo de la exención por doble imposición en su IS.
¿Cómo saber si es patrimonial?

Balances trimestrales. Para saber si los valores y elementos no afectos de tu empresa superan el 50% del activo, toma en consideración la media de los balances trimestrales del ejercicio (no el balance a 31 de diciembre). Y si tu empresa es la entidad dominante de un grupo mercantil, considera la media de los balances consolidados (con independencia de que el grupo formule o no cuentas consolidadas). 

Apunte. Recuerda que tu empresa debe elaborar balances de comprobación de sumas y saldos al menos trimestralmente, siendo dichos balances los que deben emplearse en esta comprobación.

Dinero y derechos de crédito. Asimismo, al cuantificar si los valores y activos no afectos superan el 50% del activo, no computes entre ellos el dinero y los derechos de crédito procedentes de transmisiones de elementos afectos realizadas en el mismo ejercicio o en los dos anteriores, ni tampoco el dinero y los derechos de crédito que provengan del desarrollo ordinario de su actividad económica. Veamos un ejemplo:

Tesorería. Tu empresa dispone de maquinaria y otros activos afectos por valor de 150.000 euros y en los últimos cuatro años ha acumulado una tesorería de 300.000 euros. Pues bien, en el IS de 2023 la empresa puede ser patrimonial dependiendo de la procedencia de dicha tesorería:

  • Caso 1. Toda la tesorería procede de la actividad habitual de los últimos cuatro años.
  • Caso 2. De los 300.000 euros, 262.500 proceden de la venta de activos afectos efectuada en 2020, y 37.500 euros del propio negocio.
  • Caso 3. Igual que el caso anterior, pero en este supuesto la venta de los activos se realizó en el ejercicio 2021.

Concepto

Caso 1

Caso 2

Caso 3

Total activo

450.000

450.000

450.000

Maquinaria y otros

150.000

150.000

150.000

Tesorería afecta

300.000 (1)

37.500

300.000 (3)

Tesorería no afecta

262.500 (2)

¿Es patrimonial en 2023?

No

No

Como toda la tesorería la ha generado el propio negocio, sigue estando afecta en el futuro (sin que exista un límite temporal que haga cambiar esta consideración).

Para evitar que esta tesorería se compute como no afecta, en 2023 debería haber sido reinvertida en activos afectos a la actividad, o bien haberse repartido entre los socios como dividendo. Al representar el 58,33% del activo, en 2023 la sociedad pasa a ser patrimonial.

Estos 262.500 euros de tesorería dejarán de estar afectos a la actividad en 2024.

Se consideran elementos afectos tanto la tesorería como los derechos de crédito que procedan de transmisiones de elementos afectos realizadas en el mismo ejercicio o en los dos anteriores, o bien que se deriven del desarrollo ordinario de la actividad económica.

 

Abrir WhatsApp
1
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?