Image Alt

AYG

tramites herencia

¿Necesitas tramitar una herencia?

Aceptar una herencia requiere realizar diversos trámites y gestiones, por lo que conviene tenerlos claros. A continuación, encontrarás los pasos que se deben seguir para aceptar una herencia cuando la persona fallecida otorgó testamento

1. Defunción

En primer lugar, deberás obtener el certificado literal de defunción del causante (de la persona fallecida). Para ello:

  • Si el Registro Civil está informatizado, solicita el certificado por vía telemática en la sede electrónica del Ministerio de Justicia: https://sede.mjusticia.gob.es . Recibirás el certificado por correo ordinario (aunque también podrás recogerlo presencialmente).
  • Si vas a hacer la solicitud en un registro civil no informatizado, deberás hacerlo de forma presencial (consulta previamente, ya que quizá admitan la solicitud enviada por e-mail o por fax). Conviene que solicites varios ejemplares del certificado literal, pues los necesitarás para realizar todos los trámites.
2. Últimas voluntades

Otro documento necesario es el certificado de últimas voluntades, que acredita que el causante ha otorgado testamento y especifica ante qué notario lo ha hecho. Para solicitarlo, es necesario esperar a que transcurran al menos 15 días hábiles desde la fecha de fallecimiento:

  • La solicitud debe realizarse cumplimentando el modelo 790. Puede descargártelo accediendo a la sede electrónica del Ministerio de Justicia: https://sede.mjusticia.gob.es .
  • Una vez completado el formulario y pagada la tasa correspondiente (actualmente, 3,70 euros), puedes presentarlo de forma presencial (en las gerencias territoriales del Ministerio de Justicia, por ejemplo) o por correo ordinario o electrónico.
3. Seguros

También es preciso obtener el certificado de seguros de cobertura de fallecimiento. Se trata de un certificado en el que se indican los seguros de vida suscritos por una persona y con qué aseguradora los tenía contratados (de esta manera, los herederos pueden reclamar, en su caso, la indemnización correspondiente). También puede solicitarse a través de la sede electrónica del Ministerio de Justicia.

4. Notario

Una vez dispongas de los anteriores documentos, solicita al notario ante el que se otorgó el testamento una copia autorizada del último testamento otorgado (la identidad del notario ante el que se ha otorgado el último testamento –que es el válido– consta en el certificado de últimas voluntades). Para obtener la copia del testamento, será necesario entregar el certificado literal de defunción y de últimas voluntades.

Si el notario ante el que se formalizó el último testamento ya no se encuentra en activo, en la web del Consejo General del Notariado ( https://www.notariado.org ) puedes acceder a un localizador de protocolos para saber qué notario custodia actualmente el archivo en el que se encuentra el testamento.

5. Bienes y derechos

Finalmente, recopila la documentación acreditativa de los bienes y deudas que tenía el causante en la fecha de su fallecimiento:

  • Inmuebles. Recopile las escrituras de propiedad (o documentos privados de compraventa) de los inmuebles propiedad del causante, así como los recibos del IBI y los datos catastrales (referencia y valor catastral).
  • Cuentas. Solicite que las entidades financieras en las que el causante tenía depósitos o inversiones le emitan un certificado con la titularidad (si el causante era cotitular, sólo deberá asignarle la parte proporcional correspondiente) y los saldos en la fecha de fallecimiento.
  • Otros bienes. Obtenga también el título de propiedad del resto de bienes que fuesen propiedad del causante (la escritura de constitución de una sociedad de la que era socio –o la escritura de compra de participaciones de dicha sociedad–, documentación de los vehículos de los que fuese titular, créditos a su favor…).

Las declaraciones del IRPF y del Impuesto sobre el Patrimonio de los últimos ejercicios le darán una “pista” fiable de los bienes propiedad del causante.

6. Gastos y deudas

Si los gastos de entierro y de última enfermedad del causante han sido abonados por éste o por sus herederos y no estaban cubiertos por ningún seguro, necesitará una copia de las facturas correspondientes (para deducirlos en la declaración del Impuesto sobre Sucesiones). De la misma forma, obtenga la documentación que acredite las deudas del causante a la fecha de su fallecimiento (préstamos con capital pendiente de devolución, por ejemplo).

7. Escritura

Una vez que disponga de la documentación indicada, los herederos ya podrán acudir a un notario para otorgar la escritura de inventario y de aceptación de herencia. Dicha escritura, junto con el comprobante de autoliquidación del Impuesto sobre Sucesiones y del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (la plusvalía municipal), ya permitirá inscribir los inmuebles transmitidos a nombre de los aceptantes.

8. Sin notario

En algunos casos se puede aceptar la herencia sin necesidad de otorgar escritura pública ante notario, lo que permite evitar este coste. Dicha opción es posible, por ejemplo, cuando el causante ha nombrado a un único heredero y no hay legitimarios.

En este caso es necesaria una instancia firmada por el heredero y con firma legitimada por notario en la que, entre otros, se indiquen los datos del fallecimiento y el parentesco del heredero con el fallecido. Esta instancia tiene acceso al Registro de la Propiedad a efectos de la inscripción de los inmuebles.

9. Impuesto sobre sucesiones

Habrá que liquidar el correspondiente Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. El plazo para hacerlo es de seis meses desde el fallecimiento. Si se encuentra que en la herencia no existen bienes líquidos (dinero o bienes de fácil realización) para hacer frente al pago, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Podrá solicitar un aplazamiento de hasta un año sin necesidad de aportar garantías y con el único coste de los intereses de demora devengados desde la fecha de finalización del plazo de seis meses hasta la fecha de vencimiento final solicitada.
  • También puede solicitar liquidaciones parciales del impuesto –referidas a bienes determinados– para conseguir disponer de dichos bienes (depósitos a plazo, cobro de seguros de vida) y así poder hacer frente al pago de la liquidación definitiva.

Las entidades de depósito o las aseguradoras son responsables subsidiarias del pago del impuesto, por lo que, para movilizar los fondos a favor de los herederos, éstos deben acreditar el pago del impuesto.

Esta liquidación parcial se considera a cuenta de la liquidación definitiva. Por tanto, no supone ningún coste adicional.

10. Plusvalía municipal

Asimismo, y en relación con los inmuebles que formen parte de la herencia, si el Ayuntamiento exige dicho tributo, deberá liquidarse la plusvalía municipal. El plazo para hacerlo es de seis meses desde el fallecimiento, prorrogables en seis meses más.

11. Registro de la propiedad

También será oportuno inscribir los inmuebles en los registros de la propiedad que corresponda, a fin de que la titularidad de dichos inmuebles conste a nombre de los herederos.

Nuestro departamento especializado en Derecho Sucesorio puede atender cualquier consulta que tengas al respecto.

Abrir WhatsApp
1
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?